sábado, 29 de agosto de 2015

Reseña anime: Yowamushi pedal.


Las series sobre deportes (o spokon) normalmente no suelen llamarme la atención, (aunque no niego que disfrute bastante series como Eyeshield 21 o Slam dunk) pero luego de un tiempo en donde con algo de suerte estoy siguiendo los estrenos de la temporada, haber decidido verla me parece una buena decisión ya que en su simpleza logro motivarme bastante a retomar series que deje pendientes (una historia sobre deportes, amistad y superación casi nunca tiene giros de 360 grados, o por lo menos yo no lo he visto, y tampoco es que sean necesarios siempre).


Yowamushi pedal es una serie de anime basado en el manga de mismo nombre escrito he ilustrado por Wataru Watanabe. La serie cuenta de 2 temporadas, la primera de 38 episodios y una segunda de 24 episodios (aunque ambas se podrían considerar como una sola ya que ambas cubren el mismo arco de la historia, siendo que el episodio 38 de la primera temporada no se siente como un clímax, si no como un episodio estándar) ambas temporadas fueron producidas por TMS Entertainment entre el 2013 y el 2014, con dirección de Osamu Nabeshima, guion de Reiko Yoshida y música de Kan Sawada.


La historia gira en torno a Sakamichi Onoda un otaku que acaba de entrar a la preparatoria Sohoku, en un inicio el deseaba unirse al club de anime pero al estar este disuelto comienza a buscar miembros, pero, varias situaciones hacen que un compañero de clase que es ciclista note en Onoda un talento oculto, por lo que Onoda es convencido para unirse al club de ciclismo y una vez en el apuntar a intentar participar en carreras con sus compañeros de club.


La narrativa es simple, presentando en un inicio al protagonista y como poco a poco, con dedicación y sin rendirse logra demostrar sus habilidades, pero sin olvidar a los demás compañeros o rivales a quienes se les desarrolla en mayor parte entre monólogos internos y flashback, es un patrón algo repetitivo para algunos, pero en mi opinión no es realmente molesto. Algo que debo destacar es el hecho de que los episodios de relleno, fanservice o humor que normalmente se encuentran en estas series son mínimos, incluso en varios episodios para no estropear la tensión o emoción del momento limitan el humor a unas escenas después del ending.


La animación aunque muy colorida y dinámica debo decir que abusa bastante del CGI o de tener movimientos mínimos, es una animación barata pero aun así cuidada, usando los trucos que funcionaron en los shonen de los 80 y 90, imágenes potentes y speedlines para simular mas movimiento o energía de lo que en realidad se encuentra en pantalla, aun cuando estos detalles son fáciles de ver no son realmente molestos como en otras series.

Uno de sus puntos fuertes para demostrar energía y fuerza radica en la banda sonora, en especial en la instrumental que se escucha en medio de los episodios, ya que los openings y ending no me parecen gran cosa, pero los temas instrumentales aun cuando intentan no ser intrusivos son muy potentes, incluso muchos de ellos siendo mas fáciles de recordar que los temas principales.


Aun cuando no soy el mas grande seguidor de las series de deporte, pienso que esta serie merece una oportunidad por pequeña que sea. A mi me a quedado gustando bastante y aun con sus fallas entretiene, que es lo mínimo que se le puede pedir.

4 comentarios:

  1. Bastante de acuerdo, es un spokon que merece una oportunidad. Me entretuvo mucho y me mantuvo en tensión en algunas ocasiones Ojalá se anuncie una tercera temporada porque el manga sigue.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque lo veo un poco lejano, podría tener una tercera temporada entre finales del año que viene y el 2017, pero solo seria especular.

      Eliminar
  2. A mi tampoco no ve van los animes deportivos, pero hay algunos que valen la pena, haber si me lo veo, me gusto la reseña, saludos.

    ResponderEliminar