miércoles, 11 de noviembre de 2015

Reseña manga: Blame!


Siguiendo con los trabajos de Tsutomu Nihei le toca el turno a su primer manga serializado. La razón por la que no inicie escribiendo sobre este manga y en su lugar inicie con uno de sus últimos trabajos se debe al hecho de que Blame! no es un manga tan amigable con quien no conoce del autor como Sidonia no kishi, el cual tiene una narración un poco mas clásica. Siendo la muestra perfecta, ya sea para bien o para mal, de los hábitos regulares de Nihei a la hora de escribir una historia.


Iniciando su publicación en el año 1998 y continuando hasta el año 2003, Blame! es un manga que se compone de unos 10 volúmenes recopilatorios (lo que hacen unos 65 capítulos de entre 20 y 30 paginas cada uno), los cuales son posibles de encontrar en formato físico y en español. Posee una serie de 7 onas que salieron directamente a la web que compactan varias escenas del manga (aunque por su duración de 6 minutos por capitulo, se vuelve increíblemente confusa... y para detalles que mencionare mas adelante, eso es mucho), también asociándose a Blame!, Nihei a creado algunos capítulos a manera de precuela (Noise, quien ya tendrá su propio post), secuelas (Blame! 2 o NSE: Net Sphere Enginner) o spinoffs.


La historia se centra en Killy una "persona" que lleva viajando a lo largo y ancho del ciber-laberinto (o también llamado "la ciudad") una vasta extensión de pasillos, corredores y edificaciones metálicas sin ningún orden o motivo aparente el cual a estado en expansión desde quien sabe cuanto tiempo atrás. Killy busca a un humano con genes de acceso a la Netsphere, lo cual le permitiría solucionar el caos que llevo a la existencia de todo el desastre actual, todo mientras debe enfrentarse tanto a los sistemas de seguridad, como a los hombres de silicio. (Si quieren alguna otra explicación en la sinopsis, actualmente les he dado mas información de la que los primeros capítulos del manga se digna a ofrecer)


No puedo clasificar a Blame! como un excelente manga, debido a que su intento de narrativa visual no esta bien llevado, sobretodo por el hecho de que permite una interpretación completamente libre y diferente dependiendo de quien lo lea, sin olvidar que muchos eventos, sus personajes sin mucho desarrollo y demás elementos aparecen como si de un mal deus ex machina o salto de tiburón se tratara, y que decir de los capítulos que son Killy recorriendo el laberinto sin hacer nada mas, se que es un intento de demostrar lo desolado del universo en el que se lleva la narración, no me quejaría si fueran un par pero abusa de ellos. No es que Nihei no explique la situación, si no que las cosas parecen sacadas de la nada para rellenar (Que después intentara explicar los orígenes de todo este caos en otra de sus obras, no es excusa).


Pero, no es tan malo como acabo de mencionar, por algo para muchos fans de la ciencia ficción esta es una obra de culto. Esta historia ciberpunk brilla mientras construye el universo en el que sucede y el misterio sobre su existencia, el enorme laberinto arquitectónico que recuerda vagamente al concepto de una esfera de Dyson (cuando escriba sobre Noise me referiré mas sobre este termino) con sus maquinas en rebelión contra la humanidad, mientras los últimos remanentes de la raza humana mutan he intentan sobrevivir en un mundo donde la tecnología a sobrepasado cualquier limite y la esperanza es casi inexistente, la muerte es algo común en este mundo, pero debido a las capacidades tecnológicas en la historia existen formas de trascender a la muerte.


Mas que la poca historia que ofrece (con unos diálogos mínimos, hay muchos capítulos en silencio), esto funciona de manera un poco mas conceptual y experimental, en donde el viaje del protagonista (iniciando en un punto al azar [fácilmente podría abrir cualquier capitulo he iniciar de ahí sin afectar mayormente la experiencia]en el que no sabemos por que inicio el viaje y terminando sin saber si logra cumplir su meta o no, solo que el viaje sigue, quizás para siempre) nos presenta mas el universo en donde se desarrolla, que una historia solida. El hecho de que invite a la interpretación no es algo malo, pero es algo que no la hace de todos los gustos. Lo cual junto a que tanto en el inicio de la lectura, como en su conclusión se niega a dar respuestas, puede hacer que incluso al leer todos los volúmenes de este manga, no tengas idea sobre cual era la idea que deseaba transmitir (he incluso si crees entender algo, es probablemente tu visión de la historia).

En lo que se refiere a el arte de Tsutomu Nihei, este es increíble, en especial en el diseño de fondos. En donde demuestra que sus experiencias como arquitecto le han otorgado un estilo muy representativo. Como uno de sus primeros trabajos los personajes humanos sufren un poco de ser idénticos entre ellos, por lo que en ocasiones es difícil saber quien hace que. Aunque ya los enemigos o seres mecánicos son bastante originales y llamativos. El estilo es bastante oscuro y cargado de detalles, en ocasiones excesivamente confusa pero ideal para transmitir la sensación opresiva, solitaria y antinatural de la ambientación. su único problema es que al ser de sus primeros trabajos, no es muy estilizado o llega a ser confuso.

Este es un manga que solo puedo recomendar a los fans mas acérrimo del ciberpunk o de los trabajos de Tsutomu Nihei, ya que si no lo eres, es muy probable que esta obra te parezca confusa (que lo es) o de plano no te guste debido a sus errores. No obstante por sus ilustraciones y trabajo de arte, vale bastante la pena el por lo menos darle una mínima oportunidad. Para mi, aun cuando me dejo con muchas dudas y un sentimiento de que muchas ideas se podían trabajar mas, realmente no me dejo un mal sabor y no lo considero tiempo perdido. Incluso me gustaría ver una versión animada (de mejor calidad que los onas que mencione mas arriba del post).


14 comentarios:

  1. No me pareció un manga demasiado destacable, aunque tiene cosas curiosas.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que los primeros capítulos? Prácticamente tu sinopsis ya dice más que el 80% de este manga. Un dibujo muy impresionante, sí, pero a nivel trama prácticamente no sucede nada en ningún momento.

    PD. Por cierto, ¿esta persona tiene algo que ver contigo o simplemente usa uno de tus avatares porque lo cogió de internet?

    https://twitter.com/narrativeowl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suditeh, comparado con otros de sus trabajos este dice mucho. Ya este fin de semana planeo escribir de su versión de Wolverine y es... oh, dios... es malisimo.

      Sobre lo del avatar, es que es un villano bastante popular de Disney por el que varias personas lo usan. Estoy pensando en hacerme un avatar original estos días.

      Eliminar
    2. Hostias, ¿sí? Pensaba que era creación tuya. ¿De donde es? ¿Gravity Falls?

      Eliminar
    3. Si es el villano de Gravity Falls.

      Eliminar
  3. Personalmente me ha gustado, sobretodo por el aspecto grafico (y las magnificas estructuras que salen de esa mente) y el curioso lore que tiene, aunque no voy a negar que flaquea en la (difusa) historia y no creo que el autor supiera lo que es el desarrollo de personajes (y puede que aun no lo sepa)

    Eso si, esta era la obra que mas me llamaba para comenzar con el autor, aunque tengo Sidonia no Kishi el la lista de pendientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un autor que no cambia mayormente su estilo, por lo que depende mucho de si te agrada su aspecto visual lo suficiente como para perdonarle sus problemas de historia.

      De momento tengo opiniones positivas de su manga, aunque su versión de Wolverine me parece decepcionante.

      Eliminar
  4. Para mí, Blame! es uno de los mejores mangas que he leido nunca. Amo su desarrollo visual y me deleito viendo como Killy recorre las megaestructuras.

    Que el argumento se desarrolle a medias, dejando más incognitas que respuestas es por lo general algo que me crispa, pero en Balme! no es así. De alguna manera en mi caso este manga consigue conectar con mi subjetividad y cada incógnita que se me presenta la saboreo y degusto mientras imagino cualquiera de las miles de posibles respuestas al enigma que se plantea.

    Lo único que puedo echar en cara a esta obra es el dibujo de los personajes, no por ser simples, sino porque aún siendo de trazo sencillo, sus rostros y dimensiones pocas veces coinciden. Se nota que Nihei era arquitecto.

    Por cierto, hace años leí en algún lado que la película de Matrix basó el mundo en ruinas en la obra de Blame! y que de hecho Nihei ayudó a los hermanos Wachowski a diseñarlo. ¿Será verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el aspecto visual sus escenarios ya hacen que valga la pena leer sus obras, ya el guion o los personajes necesitarían un poco mas de trabajo. Aunque todo esto varia según que cosas puedes tolerar y cuales no.

      De Nihei su único trabajo que me a decepcionado, es su versión de wolverine.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Vale la pena, y ahora que tendrá una película en CGI el próximo año tendrá mucho mas reconocimiento.

      Eliminar
  6. ami me encanto es verdad que la primera vez que tuve la oportunidad de leer este manga no entendi ni la mitad de la historia
    pero 10 años despues lo volvi a leer y o sorpresa me quede maravillado casi todo tiene un porque y es uno mismo el cual da respuestas a donde antes no las había no es un manga fácil pero enverdad es especial pienso volverlo a checar 10 despues y tengo por seguro que lo entenderé mejor
    y la película no me gusto senti muchos espacios muertos diálogos extendidos que solo dejaban a la imaginación en vez de enseñarnos algo que era muy visible en el manga
    killy parecía mas tieso que una piedra un poco más de agilidad no estaría mal y la inclusión de sanakan se me hizo más forzada que estrellar un huevo contra la sartén y esperar que amarre! :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película dejo mucho en la nada sin explicarlos, pero me a parecido buena para atraer a personas para que lean el manga.

      Como dices la historia no esta oculta de manera difícil, solo que no se ve en una primera lectura.

      Eliminar