sábado, 26 de diciembre de 2015

Reseña anime: Kagewani.


Esta serie fue una de las mayores sorpresas que he tenido este año, iniciando desde el hecho de que cada uno de sus episodios duraban menos de 10 minutos o que su estilo inusual de animación logra separarlo de la mayoría de series comerciales que se suelen encontrar.




Kagewani (significa literalmente cocodrilo sombra) es un trabajo del estudio Tomovies del cual solo conozco la serie de cortos Yami shibai, aunque en esta ocasión prefieren dar una historia de suspenso en vez de pequeños relatos de terror. Contando con 13 episodios de 8 minutos de duración, la dirección de la serie estuvo a cargo de Tomoya Takashima, producción de Kentarō Iwakiri y guiones de Hiromu Kumamoto.

No esperaba la referencia a las SCP.
La historia en si es bastante clásica, se nos presentan diversas situaciones de personas que han tenido la mala suerte de toparse con extrañas criaturas, esto da por resultado una serie que se siente bastante episodica, si no fuera por pequeños elementos que se van repitiendo y en los episodios finales permiten unir los hilos tras los sucesos.


Aunque por la breve sinopsis que he dado parezca poco interesante, pero sorprendentemente logra contar las historias en menos de 8 minutos de manera eficaz, quizás no desarrolle a sus personajes (ya que la mayoría o son desechables, o tienen un papel estereotípico) no obstante logra crear ambientes de suspenso, mientras luce a sus monstruos. Es un uso mas que correcto de una formula de monstruo de la semana, que logra dar varios episodios interesantes, ademas de cumplir al formar una historia típica pero que funciona.


El recurso artístico que prima dentro de toda la serie es el de imitar el teatro de papel o Kamishibai, un estilo que el estudio ya había probado con éxito en Yami shibai. La serie es un espectáculo que usa mucho de los fotogramas estáticos, con pequeños movimientos lo cual aunque hace ver mas falsos o exagerados los movimientos y expresiones de los protagonistas, logra crear una atmósfera de suspenso y peligro latente que permite disfrutar el show.

La música es inexistente, exceptuando uno o dos temas típicos de películas del genero de los monstruos. Los actores de doblaje hacen un buen trabajo pero tampoco hacen nada memorable. A pesar de todo no puedo lapidar este aspecto de la serie debido a que el principal motivo por el que seguí la serie fue la pequeña joya que tiene por tema de cierre "Arrival of fear" de M.S.S. Project, ya que suena durante los episodios y no como un elemento aparte y en mas de la mitad de los episodios me parece muy bien utilizada en los momentos adecuados. Ademas de que durante el primer episodio mi opinión fue que "estaba bien, no era nada imprescindible pero funcionaba" hasta que sonó el tema y logro captar mi atención.


Es una serie que no da miedo, pero en su corta duración (toma menos de 2 horas verla completa) logra contener los suficientes elementos para ser considerada un buen espectaculo, entretenido e interesante. Tiene episodios mejores que otros, pero recomiendo que le den una oportunidad, probablemente valga la pena.

2 comentarios:

  1. Oye Yamishibai la hizo estudios ILCA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. solo me confundi por que trabajaron ambos estudios de manera colaborativa en otras ocasiones.

      Eliminar