viernes, 18 de diciembre de 2015

Reseña anime: Young Black Jack.


Ya anteriormente he dicho que soy un gran fan de varios de los trabajos de Osamu Tezuka, por lo que cuando me entere de que animarían un manga spin off/precuela sobre Black Jack decidí inmediatamente seguirla. Ahora, 12 capítulos después, ha llegado el momento de escribir sobre una serie que aunque no es para todos los gustos, resulta bastante fiel al original, solo teniendo un punto cuestionable ... 



Producida por Tezuka Productions junto a TBS, Young Black Jack es una adaptación del manga homonimo escrito por Yoshiaki Tabata he ilustrado por Yūgo Ōkuma. Este spin off funciona como una precuela del clásico de Tezuka, Black Jack. La serie conto con la dirección de Mitsuko Kase, guiones de Ryōsuke Takahashi y una banda sonora compuesta por Daisuke Ikeda.


La historia sucede durante 1968 presentándonos a Kuro Hazama un talentoso estudiante de medicina, quien se vera envuelto en varios incidentes de la época (protestas estudiantiles en Japón, Vietnam, la corrupción del sistema medico) que irán dando forma a la personalidad y conductas de quien terminara siendo el gran medico ilegal Black Jack.


La historia a diferencia de el Black Jack original no le presta tanta atención a los pacientes y los dilemas en donde Black Jack los deja para ver que es lo que valoran, si no, que se enfoca mas en las situaciones que le plantean a Hazama dilemas entre cumplir las normas y salvar vidas. Acá pasa, desde sanar a un desertor en la guerra de Vietnam, ver la corrupción que se oculta en los hospitales, protestas y demás momentos "impactantes" ya que esas experiencias son las que dan paso a su personalidad en el futuro. Aun cuando me parece que se acerca bastante al original que cuestiona mas las motivaciones en vez de mostrar las operaciones, junto a algunas escenas que parecen practicamente comicas (aunque en el original, una vez Black Jack opero a un extraterrestre por lo que no me quejare de que le quitan seriedad), tiene un par de puntos que no me parecen bien llevados. Uno, que los momentos de impacto no sean mas aprovechados y solo sean vistos superficialmente y segundo, el dolorosamente obvio simbolismo que se encuentra en cada episodio.


Visualmente tiene un diseño actualizado pero que mantiene bastantes elementos que se asemejan al trabajo de Tezuka, el único cambio incomodo (ignorando que ya mencione el simbolismo obvio con cadenas, espinas y demás que abunda en la serie) es el rediseño bishounen de Hazama y algunos otros personajes, lo cual junto a muchas escenas sin camisa, sirven de carnada para el publico fujoshi, apostaría a que ya existen doujins, pero, no pienso averiguar si existen.

En lo que se refiere a la música, esta pasa muy desapercibida. Recuerdo mucho mas las secuencias animadas de los temas de entrada y cierre, que los temas mismos. No es que sea una mala música incidental pero dudo les deje alguna impresión.


Esta serie la recomiendo para los fans de Tezuka ya que no considero que las modificaciones de diseño afecten tanto al mensaje de la serie, es uno de los show que mas disfrute en esta temporada. Puede ser algo superficial, sobreactuada, divertida sin esa intención, pero por eso mismo la encuentro similar al trabajo original.

2 comentarios:

  1. Deje la serie por el capítulo 6 o 7, pero pretendo retomarla cuando salga de vacaciones. La verdad es que me gusto bastante, aunque no he visto la serie original.

    Lo más interesante que he visto son los conflictos morales que se le presentan al personaje y la manera en que retratan algunos hechos históricos importantes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas por los dilemas morales probablemente la serie no te decepcione, aun cuando sea algo ridículo el inspector gadget samurai que sale cerca del final.

      En este año que estuvo muy lento, esta entre los 20 mejores.

      Eliminar