sábado, 10 de septiembre de 2016

Impresiones: Golden kamuy.


Desde hace bastante que quería escribir sobre este manga ganador del noveno Manga Taisho Award, ya que en una industria que poco a poco se ve saturada de propuestas similares que viven siendo refritos de lo popular en el momento, Golden kamuy decide contar una historia que es inusual de ver en este medio, mientras enseña algunos datos históricos sobre acontecimientos variados sobre la época en la que se ambienta la historia.



Iniciando su publicación en el año 2014, Golden kamuy es un manga escrito e ilustrado por Satoru Noda y supervisado por el lingüista Yū Nakagawa en todo lo que se refiere al aspecto del lenguaje Ainu en el manga. Siendo publicado por la editorial Shueisha en su revista semanal Weekly Young Jump en donde a recibido buenas criticas, llegando incluso a se nominado a participar en el  20th Tezuka Osamu Cultural Prize.


Presentando de protagonista a un ex-soldado de la guerra ruso-japonesa a quien apodaron Sugimoto el inmortal por su forma de combatir y su talento para sobrevivir en cualquier situación, quien junto a la joven Asirpa su amiga cazadora de la tribu de los Ainu, buscan por la región de Hokkaido a un grupo de criminales que en sus tatuajes ocultan el mapa para encontrar en donde se encuentra oculto una fortuna proveniente de la fiebre del oro. Sin embargo en sus viajes no solo se enfrentaran a las fuerzas de la naturaleza y los criminales tatuados, ya que tras el oro se encuentran otros peligrosos grupos que no dudaran en matar para conseguirlo.


La historia en si es lo usual para las historias clásicas de aventuras, con nuestro héroe y los compañeros que hace a lo largo del camino, cada quien con su motivo particular para desear encontrar el oro. Sin embargo los dos elementos que hacen brillar a la historia, son su cuidado en la ambientación del Hokkaido de los primeros años de 1990 para los diferentes datos históricos que relata en un segundo plano junto a diversos elementos de la cultura Ainu.
El segundo punto vital de este manga son sus personajes, cada uno con sus propias motivaciones y cualidades por lo que todos resultan interesantes de ver, en especial cuando sus personalidades únicas se encuentran y esto no solo en quienes acompañan a Sugimoto, los criminales tatuados o incluso los villanos de la historia también cuentan con personalidades que los vuelven llamativos a su manera sin caer demasiado en ningún tropo (daría ejemplos, pero serian graves spoilers).


El estilo artístico es en apariencia bastante realista en lo que se refiere a los escenarios tanto naturales como urbanos y los diferentes animales que aparecen a lo largo de la historia. cumpliendo con el trabajo de recrear la atmósfera de la época en que se encapsula la historia. En lo que se refiere a los personajes aunque hay algo de realismo en sus diseños, Satoru Noda se toma libertades para que cada personaje no solo tengan una personalidad única, si no que también tengan aspectos muy diferenciados entre ellos. No es un estilo del gusto de todos, pero yo lo he disfrutado bastante en especial ya que al ser enfocado al mercado de los seinen no duda de tener algunas escenas viscerales.


Aunque de momento no tiene una traducción oficial al español y la forma mas simple de leerlo es por internet y en ingles, este es un manga que tiene mucho potencial. Es una interesante historia que recomiendo probar, por mi parte si en algún momento lo licencian al español se volverá de mis prioridades para tenerlo en formato físico.

2 comentarios: