martes, 28 de marzo de 2017

Reseña: ACCA 13-ku kansatsu-ka.


Lo usual en la industria del anime actualmente es sobre-explotar las ideas de moda, el moe y fanservice solo para asegurar las ventas de BD. Por eso es que ACCA se siente como un intento bastante fresco e inusual de alcanzar a un publico mas de nicho, ya que tanto su trabajo estético y musical, como la historia de intrigas políticas que intenta contar no es lo que suele encontrarse disponible cada temporada.


Producida por Madhouse y basándose en el manga de mismo nombre escrito e ilustrado por Natsume Ono, ACCA 13 es una serie de doce episodios transmitidos entre enero y marzo del 2017, perteneciendo a la demografía del seinen. Siendo dirigida por Shingo Natsume, Norifumi Kugai se encargo del diseño de los personajes mientras que la gran banda sonora fue compuesta por Ryō Takahashi.


Sinopsis: El reino de Dowa, el cual esta dividido en 13 estados, se encuentra de celebración por el 99 cumpleaños de su monarca. Cada uno de estos estados cuenta con diversas agencias, las cuales están controladas por la organización conocida como ACCA. Dentro de dicha organización, Jean Otus es el segundo al mando de la agencia de inspección. Su agencia posee a 10 personas asignadas a cada uno de los 13 estados, teniendo su oficina central en la capital del reino. Ellos se encargan de llevar el registro de todas las actividades que realiza ACCA en el reino, así como el mantener los datos y la información que fluye desde las oficinas estatales de la organización hacia la oficina central.

Bienvenido al distrito de Chernobyl,
todo crece por aquí incluso brazos o piernas extra.

Puede que con la sinopsis no parezca mas que una serie sobre burócratas haciendo su trabajo conversando y terminando papeleo, pero esta es solo la primera impresión ya que tras su ritmo lento, diálogos de voces monótonas y pausas reflexivas se comienza a ver una red de conspiraciones ya que cada distrito aparte de sus únicas y hasta fantásticas características desean que algunas cosas cambien, por lo que Jean se vera envuelto en múltiples capas de intrigas en donde el parece ser una pieza importante en un plan de golpe de estado en contra de la familia real.


Por su parte también cabe mencionar el como los personajes son personificados, ya que son pocos los personajes que se mueven solo por sus emociones, la mayoría son de un hablar lento y hasta monótono debido a que son profesionales en lo que se refiere a la política y muchos de sus diálogos tienen que ver con la conspiración o los planes de cada uno de ellos resultando algo secos o toscos al espectador, siendo Jean uno de los menos comunicativos ya que podemos verlo como alguien que suele estar observando lo que sucede a su alrededor, aunque no confundan eso con que sea un personaje plano, ya que en sus gestos y acciones se puede comprender su personalidad.

FAAAAVAAAAARRRRRROOOOOOOO.

A este punto puede que leerme haya creado otro mal entendido, es probable que alguien piense que es una serie pesada u oscura con todas esas intrigas y planes secretos, sin embargo esta es solo una impresión errada ya que aun con toda la intriga política gran parte de las escenas bien podrían ser consideradas como parte de un slice of life (si alguien se atreve a beber alcohol por cada escena en una panadería no sobrevive al coma etílico), incluso llegando a tener momentos involuntariamente cómicos. Por lo mismo y sin querer dar demasiados spoilers del final, solo diré que ACCA es una serie que prefiere los diálogos a la acción y que lo hace funcionar (aunque sus intentos de escenas ya sean de acción o suspenso fallan mucho, como los peores asesinos del año).


El apartado gráfico es uno de sus puntos mas diferenciadores ya que aprovechándose de colores fríos y apagados logra transmitir una sensación de seriedad y no suelen distraer la vista del espectador. Ademas estos mismos colores están lavados similar a la acuarela en los fondos dotando todo de una apariencia ligeramente mas "artística". Otro detalle interesante es que aparte de un diseño de personajes bastante estilizados tiene movimientos muy suaves los cuales apoyan a la caracterización de lo mismo, permitiendo saber mas de los personajes por como se mueven que en muchos de sus diálogos.


La banda sonora es otro aspecto cuidado con mucho mimo por quienes trabajaron en la serie, con una variedad bastante acorde de temas para acompañar y construir la atmósfera apropiada a cada momento. El opening es "Shadow and Truth", el cual fue tocado por ONE III NOTES siendo un tema pegajoso, energético y de ritmo rápido que aunque podría no parecer encajar con el ritmo lento de los demás elementos, funciona muy bien. El ending es "Pērumūn ga Yureteru" de Aira Yuhki el cual ya es un tema mas lento el cual va totalmente acorde a la serie.


Con una estética suave y una narración lenta pero interesante, esta es una serie que puedo recomendar a quien acepte anime que no tenga explosiones, acción fantástica o increíbles efectos visuales por que lo que se encontraran en ACCA es una serie intrigante y bastante cómoda de ver. No es para todos, pero en manos correctas es algo que se disfruta mucho.

4 comentarios:

  1. me preguntaba si harías alguna reseña de este anime sjsjsj vale la espera PD : ESE GUIÑO A BAHAMUNT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía evitar hacer ese guiño.

      Eliminar
    2. y justo se viene seasson " 2 "

      Eliminar
  2. En mi opinión, la serie tenía un ritmo lento y una gran falta de tensión (aunque esto casi es deliberado ya que uno se siente ver como se arma una conspiración mientras se toma un té), pero al menos el misterio se iba paulatinamente resolviendo de manera natural como si alguien arma un puzzle. Algo maravilloso hasta que llegó el final donde meten un plot twist inesperado que te deja pensando para que se molestaron en armar todo si no hubo ningún tipo de consecuencias. ¿Un giro posible? Pues sí, pero fue en contra del propio espíritu de la serie de ir mostrándonos con sutileza lo que ocurre. 6/10

    ResponderEliminar